Items filtered by date: Agosto 2017 - TuKabbalah.com.ve - Despertando tu conciencia...
Martes, 29 Agosto 2017 00:00

Acerca de la emuna.

Una idea que comparten cada uno de los rabinos sea cual será la rama a la que su estudio y proceso los haya llevado, es la aseveración de que necesitamos desarrollar una Emuná (concepto de fe) completa durante nuestra vida si queremos alcanzar un proceso de corrección completo en el mundo. Por ende tanto kabbalistas como ortodoxos e incluso cualquier alma judía e Israelita está familiarizada con la fortaleza e importancia de la Emuná en la vida y desarrollo del ser humano. Hay muchísimos aspectos espirituales sobre los cuales basarnos para entender este concepto, es decir, podríamos pasar días escribiendo sobre como el concepto para muchos “simple” entendido por “fe”, sostiene, eleva y crea prácticamente el mundo en el cual habitaremos mañana. Si entendemos lo que dijeron nuestros sabios “el hombre crea su día, cada día”, entonces esta (lo que hacemos hoy) es la razón de donde estaremos mañana, inserta en la misma pregunta ¿Cuánta Emuná desarrollamos hoy?

 

Sin embargo no quiero hablar sobre un concepto complejo sino sobre el nivel de entendimiento más básico de nuestra “fe”, siendo que es en el nivel más básico de la realidad física en donde tiene que despertar cualquier ser humano para luego llegar hasta el punto de “todos mis caminos me conducen a Él”. Que Dios es todo, y todo es Dios.

 

Para cualquiera de nosotros que está acostumbrado a ver al mundo desde una perspectiva netamente física, es difícil llegar a este punto de certeza en Dios, es decir, el caos invade al mundo, los niños contraen cáncer, las personas buenas tienen castigo y las malvadas parecen regocijarse y aprovecharse de esa maldad para tener vidas que al menos en ese tramo corto de sus vidas que nosotros llegamos a ver, son felices. La razón, al menos en los términos más simples según los que me puedo expresar, es que siendo que el hombre viene a encontrarlo a Él en todos sus caminos, debe estar inmerso y oculto dentro de un mundo donde el “aparente caos” sea reinante, porque sería muy fácil encontrarlo en caminos de bondad y luz constante. Eso anularía la máxima de libre albedrio del hombre. De esto deviene que este mundo sea el cual en lo que se refiere a Creador y creado es más distante de todos. Es justamente en este punto donde entra la Emuna (fe).

 

En el concepto más puro y simple, ¿Cómo nos ayuda la Emuná? El conocido Kabbalista Rav Yehuda Ashlag, alude a un concepto llamado “fuerza por encima de la razón”. Básicamente nos dice, siendo que estamos en un mundo donde causa/efecto están ocultos completamente a la percepción de los sentidos físicos, necesitamos estar por encima de la razón, que es representada por el entendimiento de cada una de esas situaciones que nos acontecen a diario y que de manera necesaria, siendo que es trabajo del hombre encontrarlo a Él en todos sus caminos y no al contrario, nos ofuscan. Necesitamos empujarnos por medio de esa Emuná que es la “medicina de todos los males”, en la expresión de nuestros sabios. ¿Por qué? porque cuando realizamos el trabajo paradójico en cierta forma de “empujarnos a la oscuridad para revelar la luz”, o para que lo entiendas mejor, primero creer en El y que luego se nos revele toda su luz en nuestras vidas, logramos crear una morada de Dios en la tierra y hacer el trabajo de ampliar los canales de luz al mundo.

 

La fuerza de la Emuná, "fe" o "creencia", por lo tanto juega un rol esencial en nuestro bienestar psicológico. De hecho, cuando es considerado apropiadamente, sirve como una base para comprender todo esfuerzo físico. Así como el cuerpo físico vuelve a la tierra de donde se formó, el alma se dirige a su re-unión definitiva con la fuente Divina en donde ha sido concebida. En cualquier momento en particular, el estado psicológico se puede considerar un reflejo del avance de este proceso. La ecuación seria: “mientras más Emuná (fe o fuerza por encima de la razón) mayor nivel de conexión con el Creador lo que se refleja en un mayor nivel de conciencia y de bienestar tanto personal como cuántico, es decir, en el mundo.

 

Deseo que cada uno de nosotros alcance este grado de Emuná y que podamos entender que la misma crecerá y nos traerá sus frutos en proporción a la capacidad de cada uno de poder ver luz aun en los procesos más oscuros.

 

Todo lo mejor…

Con bendición: Jonathan.

Published in Inspiración Diaria

Debemos volver a abrevar de las fuentes antiguas de Sabiduría y Misticismo y así darle un giro actual, moderno y adecuado a la formación Kabbalística.

Más Visto

Recientes